lunes, 3 de marzo de 2008

Wong Kar Wai - My Blueberry Nights



Puede que hoy no sea yo muy original. Puede también que su recepción en Cannes no fuera la mejor (aunque tampoco la de 2046 lo fue, creo recordar). Puede que el pacharán se le haya subido a la cabeza. También puede que trasladar sus obsesiones al territorio del western y a la contemporaneidad no le siente bien. Incluso puede que los que vivimos en lo que en ocasiones parecen paramos culturales provincianos, no es que no la podamos ver en V.O., sino que ni siquiera sea posible hacerlo en pantalla grande (y después de Inland Empire, Apocalypse Now Redux -probablemente una de las mejores películas de mi vida- ya van muchas).

Pero resulta que me gusta, me apasiona su estilo. Recargado, sí, pausado, también. Incluso, a veces contemplativo. Y como las miradas, los gestos, lo que no se dice, la música, la cámara, hablan de los sentimientos. Quizás estas noches de arándanos no tengan la sensualidad (de los sentidos) de su díptico último (tríptico si incorporamos "Days of Being Wild"), ni las simetrías y circularidades de "Fallen Angel" y "Chungking Express". Pero para saberlo antes tengo que verla. Ver que es capaz de hacer con esa tríada capitolina (por Washington, claro) de bellezas, Norah Jones, Natalie Portman y Rachel Weisz (las chicas siempre tendréis a Jude Law). Ver y sentir. Escuchar esa preciosa y delicada banda sonora que junto a Otis Redding, Cassandra Wilson, Ry Cooder o la propia Norah Jones, incluye una preciosa versión del leitmotiv musical de "In the Mood for Love" ("Deseando Amar") reinterpretada en su nuevo espacio: con armónica y guitarra.

Veremos, pues, y juzgaremos, y si no siempre nos quedará la nueva versión de esa maravillosa "La Dama de Shangai" que hiciera Welles y que actualmente está en preproducción. El tiempo nos lo dirá...

Un saludo.

6 comentarios:

Josep dijo...

No seamos pesimistas, Hatt: viendo el trailer ya sabemos que, por lo menos, alguien se ha cuidado de hacer unos subtítulos entendibles; a las malas, habrá un dvd que podamos disfrutar.

Claro que eso de que no aparezca fecha de estreno en España, pues... no sé....

Aunque habrás visto que hay en los quioscos una colección de dvd dedicada a esa corta pero interesante filmografía....

Saludos.

39escalones dijo...

Si no se estrena en España, es motivo de declaración de guerra...
Como pasa con un puñado de cineastas, cualquier cosa de Wong Kar-Wai, por modesta, irregular o mediocre que pudiera llegar a ser, supera con creces la media de calidad de toda esa bazofia, autóctona o de importación, que ensucia las carteleras y los canales digitales.
Juzgaremos, pero empezamos desde un escalón más arriba...
Saludos

Hatt dijo...

No, si seguro que como mínimo interesante es, aunque o de la guerra quizás sea excesivo ;P .

Veremos que sucede...

Un saludo a ambos.

marcbranches dijo...

Estooooo... ¿tengo un dejà vu? ¿Qué significa un dejà vu en Matrix? ¿Señor Anderson?



Poco más que añadir. A mí me fascinan los lienzos cinematográficos de WKW, y quiero poder juzgar si se la ha ido la mano con la mermelada de arándanos en la tostada o no. Coñoya.

Hatt dijo...

Pues no sé a que se refiere sr. murciélago..., pero bueno, será un fallo en el sistema...

boccherini dijo...

Hola Hatt. Ya sabes que me decepcionó bastante My Blueberry Nights, como comenté en mi blog.
De todas formas, dado que te gusta WKW, aprovecha para verla en cuanto puedas, y quién sabe, el cine y el arte en general puede ser muy subjetivo a veces, así que quizá le encuentres sus virtudes a la película.
En cualquier caso, espero que postees tu opinión tras el visionado.
Un saludo,
E.B.