miércoles, 2 de julio de 2008

También los grandes se jubilan: Gene Hackman



No tenía pensado escribir otra entrada tan seguida de la anterior, pero las circunstancias son imprevisibles, por suerte y por desgracia. En este caso ha sido la noticia del retiro anunciado por Gene Hackman, que casi ha coincidido con la de Paul Newman, la que nos ha llevado a ello.

La verdad que el cine pierde a un gran actor. Versátil, físico, con carácter, inteligente y difícil de encasillar. Y es que si echamos un vistazo rápido a su filmografía podemos encontrar papeles como el duro policía Popeye de "French connection", el 'guía subacuático' del Poseidón, el ermitaño ciego de "El jovencito Frankestein". Lo encontramos como malo entrañable haciendo de un Lex Luthor casi paródico en Superman o mucho más cruel en "Sin Perdón". Pero no terminamos aquí, porque también protagonizó "La conversación" de Coppola, "Arde Mississippi", "Un puente lejano", "Bonnie and Clyde", la otoñal y crepuscular "Al caer el sol" (en la que comparte reparto con Newman, Sarandon, James Garner y Stockard Channing), película por la que siento una gran simpatía, "Testigo Accidental", la interesante "Bajo el fuego" o "Rojos".
Sin embargo, de toda su filmografía tengo especial debilidad por una película cuyo título ya resulta atractivo: "La noche se mueve". Un film con maneras de cine negro, con una jovencísima Melanie Griffith y personas que más que vivir, son arrastrados por la vida sin mucha capacidad de reacción. Seres heridos que ocultan cosas y se saben vulnerables, aunque intentan disimularlo con dosis de cinismo, dureza y escepticismo. Vamos a acabar por ello con un estupendo diálogo de esta gran película, que casualmente esta mañana reproducía en la bitácora de 39escalones:

Una habitación iluminada, apenas, por el resplandor de una televisión en la que Gene Hackman, un detective privado de la vieja escuela, observa con aburrimiento un partido de fútbol americano. Su mujer que pasa por delante. No hay química, la relación parece que sigue por inercia, por comodidad, probablemente le engaña y él es consciente de ello. Ella le hace una pregunta:
- ¿Quién gana?.
A lo que el responde: - Nadie. Unos pierden más rápido que otros.


Un saludo a todos. Este fin de semana, quizás nos tomemos una cerveza o un güisqui a la salud de uno de los mejores actores de su generación.

11 comentarios:

Josep dijo...

¡Mecachisenlamarsalada!

Cuando he visto tu comentario en 39..., ya me temía algo. He estado repasando esa excelente película estos días y la he demorado al preferir La Conversación.

:-|

Por otra parte, jubilación más que merecida para un actor con 78 años a cuestas y una carrera maratoniana plena de aciertos y buenos trabajos.

Un güisqui, o dos... :-)

Saludos.

Tarquin Winot dijo...

¡¡Arghhhh!! No me había enterado. Menuda pérdida para el cine. El amigo Gene elevaba la categoría de cada película en laque trabajaba. "Sin perdón", "French Conecction", incluso su decacharrante aparición en "Una jaula de grillos"..... un tipo memorable y uno de mis actores favoritos. Una pena :-(

39escalones dijo...

Venga esos tragos... Un grande, un actor, un monstruo. Lógicamente ya no hay espacio para él, ni quizá él lo quiera. Pero como consuelo ha de quedarle que ha sobrevivido al cine. Al menos, el cine de calidad, el cine como arte al que tanto ha contribuido, al menos en Hollywood, en su mayor parte se "retiró" antes que él.
Saludos

FLaC dijo...

Personalmente me quedo con su "padre de familia disfuncional" en la sutil, delicada y perfumada The Royal Tenembaums. Pero claro, yo es que siento una gran predilección por ese geniecillo llamado Wes Anderson.

Manuel Márquez dijo...

Pues sí que es una perdida sensible, pero sensible de verdad, compa Hatt, porque este tío era, es, un auténtico monstruo cinematográfico. Totalmente de acuerdo con el apunte de Tarquin Winot: su presencia elevaba el nivel de cualquier producto, fuera de la calidad que fuera. Y eso es algo sólo al alcance de los más grandes. En fin, una pena...

Un fuerte abrazo.

Los viajes que no hice dijo...

Creo que tiene razón. Unos perdemos más rápido que otros. Pero ganar, ganar, nadie gana nada.

Una pena que se jubile. Jo.

(Ya se me puede enlazar: pasó la veda).

Los viajes que no hice dijo...

Y tú dirás: ¿por qué digo lo de los enlaces? ¡¡¡Porque estoy en época de márketing publicitaria!!! Por eso y ninguna otra razón.

Hatt dijo...

Jajaja, desde luego viajecitos...

Por lo demás de acuerdo con todos salvo con parte de lo que dice FLaC y es que Wes Anderson es un poco arrítmico (no hay más que verlo en Life Aquatic... con demasiados tiempos muertos que cortan la película). Aunque ese caradura patriarca de los Tennembaum, la verdad es que resulta entrañable.

Un saludico a todos.

marcbranches dijo...

Lo primero es coincidir con tu sensación sobre Wes Anderson, muy similar a la mía (aunque no sé si es demasiado débil la línea que separa la arritmia fílmica con la somnolencia...). Para proceder a la canonización marcbranchesiana del munstruo Hackman, uno de los actores más carismáticos que yo haya visto en pantalla, capaz de comerse, cual carpanta, cualquier cosa que se le pusiese por delante. Comparto la simpatía por "Al caer el sol", y recuerdo que su personaje de "Arde Mississippi" me engancha cada vez que la veo. Su Lex Luthor, en cambio, me parece demasiado paródico, aunque probablemente no es culpa suya. Tiene bien merecido el descanso, pero los cinéfilos perdemos un aliciente. Uno más. Saludos.

ZesTT dijo...

No cabe duda, un enorme actor y una gran pérdida para el cine. Que difrute de la vida, se lo merece.

BUDOKAN dijo...

La verdad que sin bien es una pena la decisión es digna. Porque antes que mostrar su decadencia prefiere irse en la gloria. Saludos!